La historia de mamadú

Un día de diciembre comienza la aventura, con 400 euros, una máquina de coser y mucha ilusión.

Mamadú nace del encuentro de dos madres creativas que se conocen de pasear con sus hijos por el parque. Las dos provienen del mundo del arte y el diseño y entre columpios y toboganes deciden emprender el desafío de conciliar vida laboral y familiar. La idea, hacer ropa de niños ofreciendo un producto diferente con factura y terminaciones de calidad en diseños realizados a mano y en concepto de pieza única.

Con los años hemos crecido, hemos cambiado, algunos han decidido tomar otro camino y otros se han unido. Nuestro espiritu sigue siendo el mismo y nuestro propósito el bienestar de los pequeños.